Written by 3:20 pm Destacados

La otra «crisis» de los celiacos: la inflación

El incremento en el costo de los alimentos se ha traspasado de manera preocupante a aquellos productos gluten free disponibles en el mercado.

Fotografía: Valeria Aksakova (Freepik).

La inflación que afecta a varios países del mundo entero, derivada como consecuencia por ejemplo de la guerra en Ucrania o la crisis económica post pandemia, está causando especial preocupación a quienes padecen la enfermedad celiaca, quienes han visto aumentar el costo de los alimentos libres de gluten.

Un ejemplo de esta situación se está produciendo en España, país que reconoce contar con cerca de un millón de personas que padecen celiaquía, es decir, un porcentaje que abarca entre el 1% y el 2% de la población, sin tener en cuenta el alto porcentaje de personas que aún no están diagnosticadas. 

Como bien sabemos, la celiaquía es considerada una enfermedad autoinmune que surge debido a una intolerancia permanente al gluten. A quienes la padecen, el sistema inmunológico ataca el revestimiento del intestino delgado cuando una persona genéticamente susceptible ingiere gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada. La única forma de combatirlo de manera efectiva hasta la fecha es una dieta libre de gluten.

Por esta razón que el precio de los alimentos se torna en un tema sensible, sobre todo cuando aquellos libres de gluten puede elevarse al doble de una canasta «normal».

Protestas de celiacos en Europa

Esta situación, de acuerdo a lo informado por el Diario de Sevilla, ha llevado a una gran cantidad de pacientes celiacos a elevar una protesta con el nombre «Sin gluten y sin pasta», la que se ha expresado con manifestaciones en varios puntos del país exigiendo ayudas económicas para este colectivo, obligadas a gastar unos 600 euros más al año (más de 500 mil pesos chilenos) en la cesta de la compra, según el informe de precios realizado en 2022 por la Asociación.

Los celiacos se manifestaron en Madrid, España, bajo el lema «Sin gluten y sin pasta». Fotografía: 20minutos.es

María Acevedo, responsable del departamento de comunicación de la Federación de asociaciones de Celíacos de España (FACE), declaró el pasado 5 de marzo que »Respecto a la manifestación, nos unimos para reclamar ayudas para el colectivo celiaco, ya que España no ofrece ayudas. Bastantes países del resto de Europa ofrecen ayudas para personas que padecen esta enfermedad, por lo que solicitamos que se conceda alguna ayuda directa para sufragar nuestra cesta de la compra». Las familias han pedido desesperadas que en la actual crisis no pueden pagar una dieta sin gluten, el único remedio para una patología que no se puede medicar.

Los manifestantes han proclamado que «pagan cuatro veces más» al realizar la compra y según datos del informe de precios realizado en 2022 por la Asociación, la dieta sin gluten supone un sobrecoste de 900 euros al año por paciente.

«En otros países europeos como Italia, Portugal, Reino Unido o Dinamarca llevan años dando ayudas económicas para subvencionar parte del tratamiento de la enfermedad celíaca«, ha explicado el director de la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten, Roberto Espina.

¿Qué pasa en Chile?

En nuestro país, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) cerró el año 2022 con una inflación anual de 12,8%, la mayor desde 1991. El primer mes de 2023 el indicador se situó en 0,8%, con lo cual la tasa de variación anual del IPC en Chile en enero de 2023 ha sido del 12,3%, apenas cinco décimas inferior a la del mes anterior.

El ítem más afectado con estas alzas de precios ha sido el de Alimentos y bebidas no alcohólicas, que experimentó una variación interanual del 23,9% en enero y que el año 2022 cerró con una variación positiva de 24,7%. En este ítem, los mayores aumentos lo registró el pan y cereales, con un alza de 2,4$, seguido por las hortalizas, legumbres y tubérculos, con un salto de 2,1%.

La situación es Chile podríamos decir que hasta es privilegiada si la comparamos con Venezuela, donde la variación interanual del IPC llegó al 155,8% en enero de 2023, seguida por Argentina, con 98,8% y más atrás por Colombia con un 13,3%. Aún así, en nuestro país no existen apoyos gubernamentales específicos para moderar el impacto económico que se produce en la canasta de alimentos que adquieren las personas celíacas, como sí está ocurriendo en algunos países europeos.


(Visited 32 times, 1 visits today)
Close