Entre los alimentos más difíciles de encontrar, que sean libres de gluten, están especialmente las golosinas, pues al mismo tiempo son aquellos con los que más sufrimos los celiacos, quienes debemos muchas veces resignarnos con matar el “antojito” dulce sencillamente untando el dedo en azúcar. 

Pero hoy les presento nuestra guía “You must eat it”, donde les recomiendo probar algunas tentaciones que están disponibles en supermercados o tiendas especializadas, y que he testeado previamente para certificar su idoneidad y si realmente vale la pena probarlos.

Chocolates Pacari: “una explosión de sabor”

Barritas de chocolates Pacari.
Barritas de chocolates Pacari.

En uno de estos recorridos me encontré con una oferta de Chocolates Pacari, de origen ecuatoriano, orgánicos y premiados internacionalmente por su excelente calidad, la que no se ve afectada por ser un producto “gluten free”. Al contrario, son una explosión de sabor, se siente el chocolate de manera intensa y realmente es una delicia, uno de los mejores chocolates que he probado. 

En esta versión encuentras 12 mini barras de chocolate de 6 variedades distintas como: cacao 70 por ciento, cacao 60 por ciento, chocolate orgánico con Sal de Cuzco, con maracuyá, con cedrón y con rosas. Para mí ya es un “Debes probarlo” obligatorio y cada vez que encuentres alguna variedad de Pacari, pues va directo a la bolsa de compras. 

Papas Tika: “Simplemente fantásticas”

Papas fritas marca Tika, libres de gluten.

Si existen cosas deliciosas en esta vida son las papas o patatas fritas, pero el mercado está dominado mayoritariamente por aquellas que contienen altas dosis de gluten.

Por años sufrí por no poder comer estas delicias, hasta que Tika, una empresa chilena, apareció en mi vida para hacerme feliz. Ellos han creado una serie de variedades libres de gluten, veganas y sin aditivos, siendo mis preferidas las Tika Chips Chiloé, que son un mix de papas chilotas de estación. Ensalzadas con la cuota justa de sal de mar, crujientes, artesanales y simplemente fantásticas, me arreglan el día. Basta que muerda una y la sonrisa surge sin querer. 

(Visited 41 times, 1 visits today)
Close