Written by 12:19 am Destacados, Gastronomía Gluten Free

Amaranto: la revolución del súper alimento para celíacos

La semilla de amaranto comparte propiedades tanto con las legumbres como con los cereales y es considerado uno de los vegetales con mayor potencial alimenticio.a Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo declaró como un cultivo con alto potencial nutricional.

Para consumir el amaranto, se puede utilizar la hoja, los granos y la panoja. Los granos son los que más se han usado para cereales y harinas que pueden incorporarse al pan y a otras preparaciones.

Hay que ser honestos. Cuando se habla del amaranto, este pseudo cereal saludable, rico en proteínas y 100% libre de gluten, no podríamos hablar necesariamente de un nuevo alimento, ya su cultivo se remonta a más de 7 mil años en las zonas templadas de centroamérica y es muy conocido en la cultura azteca y precolombina, para sin duda para los chilenos es toda una novedad.

Y más que una novedad, puesto que si bien ya es importado ya sea a través de plantas, semillas o procesado, no está lejana la posibilidad de que comience a cultivarse de forma regular en Chile, y con ello se estará beneficiando la dieta tanto de personas diabéticas como quienes padecen la enfermedad celíaca.

Vamos por parte. ¿Qué es, en sí, el amaranto? Se trata de un pseudo cereal que, como ya decíamos, se cultiva en tierras templadas y cálidas de centroamérica. Su origen viene de una planta alargada que contiene una “panícula” (racimos) con numerosas flores pequeñas que alojan la semilla que luego se convierte en cereal, harinas y otras preparaciones innovadoras para el consumo diario.

Contiene propiedades que comparte tanto con las legumbres como con los cereales y es considerado uno de los vegetales con mayor potencial alimenticio, a tal punto que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo declaró como un cultivo con alto potencial nutricional.

Las culturas prehispánicas lo utilizaban no sólo para su dieta, también para ofrecerlo a los dioses en sus rituales sagrados.

El grano de los dioses

Las culturas prehispánicas lo utilizaban no sólo para su dieta, sino que para ofrecerlo en sus rituales sagrados para ofrecerlo a los dioses. Así es que, si llegas a probarlo en alguna receta o como alimento en sí mismo, ya puedes sentirte más que importante desde el primer bocado. 

Ya en serio, el grano de amaranto está compuesto en un 17% por proteínas beneficiosas para nuestro organismo y contiene aminoácidos esenciales como la leucina. Además, aporta con un 7% de grasas buenas y además es rico en minerales como el calcio, potasio, magnesio, fósforo y oligoelementos, como asimismo es fuente de vitamina B y antioxidantes.

De hecho, la sustancia antioxidante conocida como «escualeno» es sumamente beneficiosa para la piel, el intestino y el sistema circulatorio, también presenta un índice glucémico bajo y por tanto puede ser consumido con toda seguridad por diabéticos.

Aportes del Amaranto

Diez beneficios concretos del Amaranto son, por ejemplo:

  1. Su alto contenido de ácidos grasos esenciales ayuda a mantener la suavidad de la piel y humectarla naturalmente.
  2. Es un antioxidante natural que ayuda a combatir los radicales libres y protege tus células del envejecimiento prematuro.
  3. Aumenta el rendimiento físico y mental, sus proteínas, hidratos de carbono y fibra facilitan un buen suministro de glucosa a las neuronas. Ayuda a mantenerlas alerta y funcionan como una fuente natural de energía.
  4. Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, contiene una coenzima llamada HMG-CoA, que actúa para evitar la acumulación de triglicéridos y colesterol.
  5. Gracias a su bajo contenido calórico es excelente para mantener un peso saludable.
  6. Mejora la salud de tu cabello, fomenta la producción de queratina, lo que le da fuerza, suavidad y lo protege de la caída.
  7. Gracias a su fibra mejora el tránsito intestinal y combate el estreñimiento.
  8. Contribuye a regular los niveles de glucosa en la sangre.
  9. La amarantina, proteína presente en el amaranto, tiene la capacidad de reducir la presión arterial.
  10. Sus minerales y vitaminas, fortalecen el sistema óseo y combaten enfermedades como anemia y desnutrición.

Su desembarco en Chile

Como te mencionábamos, si realizas una sencilla búsqueda por internet podrás darte cuenta que el amaranto se comercializa actualmente en Chile a través de sitios de algunos importadores específicos, como Mercado Silvestre a un valor de $3.990 el kilogramo; Dellanatura lo comercializa en semillas junto la quinoa; o en una mayor cantidad, como la que ofrece el portal ChileSemillas. Inclusive, en el sitio del Indap, Mundorural.cl, también encontrarás algunos productores nacionales que han empezado a ofrecerlo para su venta.

En nuestro país, la productora Cristina Pizarro, con su marca Amaranto Mundos, ha logrado posicionar este cereal de los dioses como un alimento funcional diario con su variedad de productos en que destaca su premiada “super granola”, ideal para consumir con yogurt o frutas. También produce harinas, pipocas y semillas crudas para consumirla en guisos, sopas u otras preparaciones.

Gracias al proyecto «Fomento al cultivo y consumo de amaranto: Potenciación Chile-México», este pseudo cereal comenzó a cultivarse en Chile desde 2016. (Crédito: Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Agronómicas).

Cultivo experimental

Ya desde el 2017, la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile impulsó una iniciativa en conjunto con México para fomentar el cultivo y producción del amaranto en el país.

El proyecto «Fomento al cultivo y consumo de amaranto: Potenciación Chile-México», financiado por la Agencia de Cooperación Chilena para el Desarrollo (AGCID Chile), fue presentado por el Ministerio de Agricultura, a través de su Subsecretaría, con el apoyo del Ministerio de Salud (Minsal) por el interés en el desarrollo de alimentos más saludables para la población.

La iniciativa estuvo especialmente pensada para los escolares chilenos, debido a los altos índices de obesidad que ha registrado en los últimos años el Mapa Nutricional que elabora la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb).

En virtud de este proyecto, comenzó a cultivarse desde 2016 en zonas como de Isla de Maipo, San Fernando y Larmahue, con técnicas aprendidas de agricultores mexicanos. La académica del Departamento de Producción Agrícola de la Facultad de Ciencias Agronómicas, Paola Silva, explicó que se evaluó la adaptación de los distintos genotipos de amaranto en la zona central. 

Cómo consumirlo

Para consumir el amaranto, se puede utilizar la hoja, los granos y la panoja. Las hojas son similares a la acelga, a la rúcula y a la espinaca, con alto contenido de hierro y se pueden usar como hortalizas. 

El amaranto es considerado un alimento de alto valor nutricional por la ONU.
Contiene propiedades que comparte tanto con las legumbres como con los cereales y es considerado uno de los vegetales con mayor potencial alimenticio.

Los granos, en tanto, son los que más se han usado para cereales y harinas que pueden incorporarse al pan o a otras preparaciones.

Sin embargo su presentación puede ser tan variada que puede consumirse tanto como grano, copos o grano hinchado, aceite de amaranto o en formato de harinas, para enriquecer panes, bizcochos o galletas. Por ello, es muy utilizado para dietas veganas o vegetarianas, pero también dietas celíacas por no contener gluten.

Sin te animas a probar el amaranto, aquí te dejo dos ideas muy saludables que podrías probar cocinando.


(Visited 1.648 times, 1 visits today)
Close