Written by 4:03 pm Gastronomía Gluten Free, Guía para celíacas, Vuelve a lo natural

Cómo preparar la kombucha y sus beneficios intestinales

La kombucha es un té dulce fermentado a partir de un hongo llamado Scoby. Entre sus principales beneficios se cuentan una notoria mejora de la flora intestinal, menos inflamación, mejor digestión, más ánimo y menor caída de pelo.

Fotografía IStock

Fotografía principal: IStock.

Escrito por Alejandra Rivas  m.alejandra.rivas@gmail.com

Soy artista, diseñadora teatral y trabajo en el medio audiovisual. Tengo Lupus y no soy celiaca grave, pero tengo alta sensibilidad al gluten, lo que probablemente haya sido el origen del Lupus. Dejé el gluten hace 4 años y me cambió la vida. 

Llevo tomando kombucha casi dos años y me ha ayudado mucho a recuperar la salud de mi intestino, junto con dejar la leche en los últimos seis meses, cosa que fue otro aporte en la recuperación de un intestino saludable y funcional. 

Recomiendo la kombucha, aunque para algunos su sabor no sea agradable, porque es un fermento natural que contiene pre y probióticos que son beneficiosos para cualquier persona, pero sobre todo para los celíacos, por el daño que se produce en nuestros intestinos y la pérdida de la vellosidad y la flora intestinal. 

“Cuando alcanza el sabor apropiado, embotellar y agregar sabor a gusto. Yo uso botellas del tipo cerveceras, con esas tapas de goma con alambre. Luego guardar en el refrigerador por una semana para que tome sabor”.  

Alejandra Rivas.

Al recuperar la vellosidad y la flora, el intestino es capaz de absorber todos los nutrientes y vitaminas nuevamente, lo que nos ayuda a no tener deficiencias de hierro, magnesio, calcio y tantas otras tan comunes en nuestro caso. 

Después de los primeros dias de consumo uno ya va notando menos inflamación e hinchazón, mejor digestión, más ánimo (gracias a todas las vitaminas que están logrando ingresar a nuestro sistema por el intestino), menos caída de pelo, lengua limpia, deposiciones menos olorosas y una condición general mejorada. 

Hay que recordar que el 80% de nuestro sistema inmune está en el intestino y mientras éste se mantenga saludable, todo el resto del cuerpo funciona bien. Así que ¡a cuidarnos!

Hongo “Scoby”

La kombucha es un té dulce fermentado a partir de un hongo llamado SCOBY (una colonia simbiótica de bacterias y levaduras). 

El scoby se reproduce aproximadamente cada una o dos semanas, uno puede observar que le nace una capa nueva y una vez que se separa, uno puede trasladarla a otro frasco y hacer un nuevo cultivo. Se debe siempre manipular con manos bien lavadas.

“Al recuperar la vellosidad y la flora, el intestino es capaz de absorber todos los nutrientes y vitaminas nuevamente, lo que nos ayuda a no tener deficiencias de hierro, magnesio, calcio y tantas otras tan comunes en nuestro caso”. 

Alejandra Rivas.

Se hace así:

Tu recibes el scoby (así se llama el hongo madre) en un poco de kombucha. Esa kombucha se usa para iniciar un nuevo cultivo. 

Para hacer la kombucha hay que preparar un té (yo uso té verde, pero puede ser cualquiera) y por cada litro incluir 6 cucharadas colmadas de azúcar, panela o chancaca. No sirve miel ni endulzantes. Dejar enfriar, y una vez que esté a temperatura ambiente poner en un frasco de vidrio junto con el scoby y la kombucha para iniciar el cultivo. 

La mezcla no debe entrar en contacto con madera ni metal, sólo revolver con cucharas de plástico o silicona. 

Infografía www.enestadocrudo.com

Tapar con un paño y guardar en un lugar cálido y oscuro por 7 a 10 días. Hay que ir viendo y probando la acidez a gusto de cada uno. 

Cuando alcanza el sabor apropiado, embotellar y agregar sabor a gusto (puede ser jengibre, cáscara de limón o naranja, canela, cardamomo, trozos de fruta o lo que se quiera) y guardar en el refrigerador por una semana para que tome sabor. Siempre hay que guardar un poco de kombucha con el scoby para iniciar el siguiente fermento. Yo uso botellas del tipo cerveceras, con esas tapas de goma con alambre. 

Ahora está lista para tomar. Yo tomo un vaso en ayunas, pero se puede tomar a cualquier hora como una bebida refrescante y saludable. 

Nota: en invierno los tiempos de fermentación pueden variar.

Información y contacto

Si quedaste con alguna duda, quieres tener más detalles sobre la preparación de la kombucha o cómo adquirir el hongo scoby, puedes contactar directamente a Alejandra Rivas a su correo electrónico m.alejandra.rivas@gmail.com


Si quieres saber más…

Si deseas complementar la información sobre los alimentos fermentados como la kombucha, te invitamos a revisar el siguiente link de Lantern Papers “Redescubriendo los fermentados”, donde podrás comprender mejor en qué consisten y sus principales beneficios.


(Visited 218 times, 1 visits today)
Close